Como reciclar el papel


Aunque para muchos parezca ilógico que el papel se pueda reciclar porque en parte este si es un material biodegradable, lo cierto es que debemos reciclar todo lo que nos sea posible parta reducir el consumo y la explotación de materia prima que proviene de recursos naturales que son escasos.

En muchos de los casos, las personas atienden al reciclaje de papel con las hojas que se encuentran en los cuadernos, o las hojas blancas que han sido utilizadas por una sola cara, o hasta incluso las hojas de examen que no han sido escritas completamente.
Pero más allá de eso, existe todo un mundo de reciclaje de papel en el cual se pueden lograr cosas realmente maravillosas si colocamos a trabajar de manera plena nuestras habilidades y nuestra imaginación.
En base a esto, es importante tomar en cuenta que reciclar este tipo de material es contribuir con la vida en un 100% puesto que el papel proviene de la materia prima de los árboles que deben ser talados y transformados para su creación.
La tala de árboles significa daño a aquello que le genera al planeta el oxígeno que necesita para sobrevivir, por lo que, con cada árbol caído se hace menos la posibilidad de obtener oxígeno y con ello, menos la probabilidad de que la humanidad sobreviva por mucho tiempo.
Este es un problema realmente grave que se encuentra agobiando a la sociedad, pues existen grandes empresas que trabajan a través de la tala de enormes bosques los cuales dejan completamente vacíos para poder sacar sus productos a la luz.
Para evitar que esta situación siga su curso, todos debemos tomar partido y contribuir en la reducción del consumo de papel lo más posible, considerando el hecho de que se puede lograr desde la comodidad del hogar siguiendo una serie de pasos de los que platicaremos a continuación.
Debemos seleccionar el papel que queremos transformar, ese que con los años hemos logrado coleccionar, pues en las casas lo más común es que existan grandes cantidades de papel alojadas más que todo en cuadernos, libretas, libros de dibujo, en fin, en esos útiles escolares que vamos acumulando sin darnos cuenta.
Luego de esto, es importante comenzar la tarea de desojar cada uno de los cuadernos con la finalidad de separar el cartón de las hojas y así poder cortar las hojas en pequeños pedazos que serán luego procesados por medio de una licuadora en la cual se echarán los pedazos de papel con agua y almidón.
Esto se batirá hasta que se obtenga una consistencia pastosa, o mejor dicho, líquida como si fuera goma o algo así, esta mezcla debe verterse en una malla de alambre siendo cuidadoso en extenderlo de manera sincronizada para que quede lo más perfecto posible, luego de allí se debe dejar secar y luego retiramos del alambre para tener nuestro propio papel casero.
Es sumamente fácil el poder crear papel con nuestras manos, no requiere de mayor esfuerzo, solo de unos minutos que hemos de emplear para proporcionarle un granito de arena a la salud del planeta.

Comentarios